17/3/2012

Descubriendo a Belle/Hannah

El otro día estaba yo un poco pachucho en cama, y como me daba una pereza enorme ponerme a leer subtítulos y no quería concentrarme mucho, decidí bucear en mi disco duro para ver con qué podía ponerme. Y allí estaba Belle, reclamándome desde su mundo de lujo, rodeada de sus buenas críticas. Capítulos de poco más de 20 minutos y temporadas cortas de 8 episodios. No pude resistirme a sus encantos.

Estoy hablando de "Secret Diary of a Call Girl" (si todavía no la conoces, pincha aquí para saber de qué va), una comedia británica que me ha enamorado desde su primera temporada. He de reconocer que los primeros episodios se me hicieron un poco pesados, no resultando del todo lo que me esperaba (quizás también tema de expectativas), sobre todo porque los planos paisajísticos reflexivos no me producían más que pereza. Afortunadamente a partir del tercer episodio dejaron de emplearlos y se centraron en lo verdaderamente importante: Belle y sus diferentes aventuras sexuales, y fue entonces cuando la serie comenzó a brillar.
Trios, prácticas ama/esclavo, voyeurismo, intercambios de pareja, orgías,...todo tiene cabida en el mundo de Belle, y es algo que me encanta, pero a la vez me da miedo, porque en tan solo 8 episodios ya se han quemado muchos cartuchos sexuales (desafortunadamente no existe este tipo, pero sería una especie de procedimental del sexo). Aun así tengo plena confianza en ella y en el nuevo mundo que le espera por delante (ay, que miedo me da, porque intuyo que tarde o temprano alguno abusará de ella, se le ve tan poquita cosa...).

Hasta el momento es Belle quien está eclipsando a Hannah, y aunque hasta ahora no me preocupa, si es espero que en el futuro se le vaya dando más cancha como Hannah, ya que la veo tan sola que a veces me da pena.
Y no solo por el tema de la soledad, sino porque creo que resultaría una serie más interesante, con más capas, si ella tuviera más relación con su familia, una familia a la que le oculta su profesión y con la que tendría dificultades por ello. También más amistades (ya sean dentro o fuera del gremio) ya que aunque Ben me encanta, creo que le vendrían muy bien (como en su momento demostró Noemi).

Esta primera temporada no ha sido más que una mera introducción, y como tal ha cumplido a la perfección con su función, ahora me queda comprobar si saben utilizar la buena materia prima con la que cuentan. La temática me gusta, y Belle me tiene completamente enamorado (me encanta la ruptura de la cuarta pared en la serie), ahora es cuestión de caer rendido a los pies de Hannah para colocar la serie entre mis favoritas.